La realeza inglesa y el polo

La realeza inglesa y el polo

Cuando hablamos de la realeza inglesa y el polo, todos los hombres de la familia Windsor juegan al polo: El Príncipe Harry, el Príncipe Guillermo, el Príncipe Carlos, e incluso el Príncipe Felipe y el Rey Jorge VI han sido jugadores de polo. Sin duda, el Príncipe Jorge, el Príncipe Luis y el Príncipe Archibaldo seguirán estos pasos.

El Príncipe Felipe fue quien realmente popularizó este deporte tras su paso por Malta durante la Segunda Guerra Mundial. Su tío, el conde Mountbatten de Birmania, le enseñó a jugar. Louis Mountbatten estaba tan enamorado del polo que incluso escribió el libro más famoso sobre este deporte, «An Introduction to Polo», con el nombre de Marco.

Al final de la guerra, el Príncipe Felipe se empeñó en devolver el deporte a Inglaterra, donde formó el equipo de Windsor Park y, finalmente, el Guards Polo Club.

Así pues, fue el Príncipe Felipe quien inició la tradición familiar de jugar al polo al regalar a su hijo el Príncipe Carlos (Príncipe de Gales) un mazo a la edad de quince años.

Desde entonces, todos los miembros de la familia real han hecho del polo un pasatiempo. Han hecho apariciones, han jugado en torneos y han disfrutado del espectáculo desde la barrera. La reina Isabel ha asistido regularmente a partidos de polo durante su reinado.