SECCIÓN MANO A MANO: AMANTES DEL POLO

amantes del polo

Todos tenemos una pasión. Algo a lo que le dedicamos tiempo y nos genera mucha satisfacción. Para ellos es el polo.  En esta nueva sección del blog, a la que llamamos “Mano a Mano” entrevistamos a Julio Cueto Rua, Gunther Bellman y Stéphane Buton, amantes del polo, para que nos cuenten por qué eligieron este deporte y qué les apasiona del mismo. Los tres son polistas amateurs de El Camino Polo Club, un campo de 20 hectáreas administrado por Argentina Polo Day que cuenta con dos canchas de polo, alojamiento y piscina para disfrutar de una jornada deportiva diferente.

Te invitamos a que conozcas un poco sobre su vida y su relación con el polo en la siguiente entrevista.

1. ¿Cómo te iniciaste en el polo?
JCR: Fue la combinación de dos circunstancias: me gusta mucho montar y desde siempre admiré la habilidad de los grandes polistas. No obstante, pasaron muchos años hasta que me decidí a practicarlo. Obviamente no era mi intención “jugar” al polo y competir, sólo deseaba pegarle a la bocha y divertirme en alguna práctica. Entonces comencé a buscar un caballo de polo y por una de esas casualidades del destino aparecí un día en Argentina Polo Day y conocí a quién hoy considero un amigo y quien me convenció que lo hiciera: Rubén.

GB: Fue hace doce años después de ver y acompañar a varios partidos a un amigo de alto handicap.

SB: Fue totalmente de casualidad.  Mi hija quería andar a caballo,  la acompañé  a tomar unas clases y su instructor me propuso sumarme. Después de algunas semanas me propuso otros desafíos como saltar unas barras pero como no estaba equipado para hacerlo, comenzamos a taquear y me gustó enseguida. A comienzos de 2012, luego de algunos años inactivo, conocí a Rubén; me convencieron sus propuestas y sus ideas, y desde entonces entreno para convertirme en un “jugador profesional», el sueño de todos los amantes del polo.

2. ¿Por qué lo elegiste? ¿Qué ofrece el polo a diferencia de otro deporte?
JCR: Como comenté anteriormente, siempre admiré la habilidad de los grandes polistas y obviamente la destreza de sus caballos. Me deleitaba viéndolos maniobrar montados en un ser “vivo” al que dominaban en las mil cabriolas, contorsiones y piruetas del juego.

GB: Desde que tenia diez años de edad que le insistía a mis padres para practicarlo. No se bien por qué lo elegí, pero si sé que me gusta desde que tengo uso de razón. El polo es un deporte de «contacto» en todo sentido: contacto con los caballos, los amigos, los peticeros, con los jugadores en la cancha, con la naturaleza. Creo que eso es lo que más me gusta de éste deporte.

SB: Primero por el contacto con los caballos. Soy francés y en Francia no es común poder estar cerca de ellos. Recuerdo cuando tenía 9 o 10 años que pedí un caballo para navidad…y tuve una linda bicicleta como regalo. Segundo porque es un deporte que le permite estar al jinete súper activo. Y tercero porque es un deporte en equipo.

3. ¿Cuántas veces a la semana entrenas? ¿De qué manera perfeccionas tus técnicas?
JCR: Lamentablemente mis obligaciones no me permiten concurrir a Argentina Polo Day muy seguido; a veces pasa mucho tiempo sin que pueda practicar. Pero es mi propósito este año dedicarle como mínimo un día por semana, y en lo posible dos días. En cuanto a la técnica, en el polo, como en casi todos los deportes, se aprende con la práctica. Podrán explicarte cómo pegarle a la bocha en una u otra posición, pero es la práctica la que en definitiva cuenta. En mi caso, recién estoy dando mis primeros pasos y con un gran entusiasmo.

GB: Le dedico cinco prácticas semanales. De hecho, el año pasado llegamos a jugar ochenta  días seguidos, más que los polistas profesionales. En lo que respecta a la técnica, mi manera de perfeccionarlas es taqueando con el profesor.

SB: Trato de entrenar dos o tres veces por semana y por lo general jugamos 4 chukkers de 10 minutos. En cuanto a las técnicas, la mejor manera de perfeccionarlas es haciéndolo varias veces. Las prácticas son una gran escuela, en especial porque compartís el campo de juego con jugadores que tienen 10, 15,20 años de polo que te marcan tus errores y te los corrigen. Eso es un gran estímulo. Aprendo mucho sobre las tácticas, como posicionarme, como evitar los errores, cuando frenar o acelerar. Cometo muchas equivocaciones y me enojo mucho conmigo mismo, pero con sólo un año de práctica no puedo compararme con jugadores que han competido en muchos torneos.

nota-10-de-julio

  • 4.¿Cuál es tu opinión sobre Argentina Polo Day (APD)? ¿Qué aporta al mundo del polo?

JCR: Argentina Polo Day es un ambiente propicio para el aprendizaje de este extraordinario deporte. Me siento cómodo, acompañado y rodeado de gente afable y cordial. Rubén y Celia son grandes personas que con empeño brindan su tiempo, esfuerzo y talento para superarse día a día y agrandar y mejorar la infraestructura del club.

GB: Argentina Polo Day  es un producto novedoso para el turismo, que se mantiene en el tiempo dando un servicio de alta calidad. Es un gran aporte al mundo del polo ya que permite que personas de diferentes países y culturas conozcan más en profundidad de que se trata éste deporte.

SB: Personalmente, creo que sin Argentina Polo Day estaría pagando una fortuna para alquilar los caballos. Pero por sobre todo, le permite a cualquier persona vivir el polo de una manera que posiblemente nunca hubieran pensado, en especial por la imagen elitista y cerrada que se tiene de éste deporte en el imaginario colectivo. Acerca a las personas al polo y hace que lo disfruten y se apasionen. Debo mencionar también El Camino Polo Club (dónde entreno); un lugar en dónde no sólo encontré jugadores dispuestos a enseñarme a montar y a jugar, sino que también personas que saben asesorarme en cada aspecto: desde el entrenamiento hasta qué equipo es el adecuado para comprar.

5. ¿Cuál es tu anécdota favorita en relación a éste deporte? 
JCR: En la primera práctica a la que Rubén me había invitado para seguir el pelotón (no para jugar), en forma inesperada tuve la bocha a pocos metros y no pude resistir el impulso de intentar pegarle -a pesar de que no había sido invitado a la práctica para eso-. El problema es que cuando le pegué a la bocha, terminé sentado en la cancha porque había perdido la estabilidad.
GB: Mi anécdota favorita es jugar al polo bajo la lluvia intensa; lo hemos hecho en varias oportunidades.

SB: Más que una anécdota lo que me encanta de éste deporte es lo que vivo cuando participo en Argentina Polo Day con los turistas. Luego de haber visto un partido y haber comido un rico asado, los acompaño y se suben a los caballos para experimentar ellos mismos lo que es jugar al polo. Es en ése momento que tengo la satisfacción de haber podido transmitir al menos algunos conceptos de lo que otros me transmitieron.  Me hace feliz verlos galopar al final del día y verlos irse contentos de haber pasado por ésta experiencia.

polo sport players

¡Vení a aprender Más sobre Polo con Nosotros!

 

https://plus.google.com/ 115358939094246981902/posts

| Argentina Polo Day

Seguinos en Google+

Dejar un Comentario